logo semana

Las cuentas para invertir en el sector lechero

Finanzas Personales viajó a Caquetá, uno de los departamentos más afectados por la violencia en Colombia, y fue testigo de cómo la zona está viendo un resurgir económico gracias a emprendimientos lecheros. Vea por qué es una buena alternativa girar la mirada hacía este sector y cómo puede hacer para que su inversión sea mas productiva.

Sector lechero: una opción de inversión

Si le llama la atención incursionar en la ganadería, ya sea por cuestiones familiares o por que simplemente le parece un sector fascinante, esta es la forma en la que su inversión será mucho más productiva.

Aunque el mundo digital ha hecho posible que todos los emprendimientos de la economía naranja surjan y se conviertan en un sector muy atractivo, hay un sector de la economía que gracias a la geografía y características naturales de nuestro país nunca perderá vigencia: la agroindustria.

Entre 2010 y 2017 el crecimiento del valor del Producto Interno Bruto (PIB) agropecuario fue de 25%, al pasar de $47,1 billones a $58,9 billones, y de acuerdo con declaraciones del ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el sector generó en Colombia más de 80.000 nuevas plazas de trabajo en el primer semestre del año y ha crecido un 40% en lo corrido del 2018.

Le puede interesar: Cómo identificar una idea de negocio

Así que siempre será una opción para tener en cuenta. Según el Banco Mundial, el crecimiento económico originado en la agricultura es 2,7 veces más efectivo para reducir la pobreza, que el que se presenta en otros sectores. Esto se debe al efecto multiplicador que tienen las inversiones en la agricultura que impactan entre el 30% y el 80% el resto de la economía.

Y como esta parte de la economía es tan amplia y diversa, es posible que usted necesite escoger un elemento en especifico para empezar a ver una idea de emprendimiento. En este especial hablaremos del sector lechero, y de cómo a partir de unos bovinos puede producir la mayor cantidad de litros de este líquido preciado, sin dañar el bienestar animal y ambiental.

La leche en cifras

Colombia es un país lechero por naturaleza. Cosas el como el Bon Yurt, Alpin, La Lechera, y la bolsita de leche entera para el desayuno no pueden faltar en muchas de las neveras nacionales. La Asociación Nacional de Lecheros reveló que al año lo colombianos consumen 140 litros por persona. Y aunque está por debajo de otros países de la región como Uruguay (239 litros), Argentina (200) y Brasil (160), es una cifra considerable.

Por otro lado, el promedio mensual de acopio de leche en 2018 es de 291.590.128 litros, con un aumento del 3% en comparación a 2017.

El departamento del Quindío es el que recibe un mayor precio por litro de leche en el país, equivalente a $1.142, mientras que el departamento del Meta presenta el menor precio por litro de leche, igual a $872.

Los productos con mayor participación, a julio de 2018, fueron la leche UHT entera (46%), la leche en polvo entera (21%), leche pasteurizada entera (12%), queso doble crema (11%) y queso campesino (10%).

Así se demuestra que el sector lácteo colombiano es un gran aportante en la generación de valor agregado en la economía agropecuaria del país. Representa el 24,3% del PIB agropecuario, situándose como el segundo sector con la mayor participación en la generación de empleo agroindustrial.

Siga leyendo: ¿Necesita un plante para su negocio? A esto le prestan con microcrédito

¿Cómo incursionar?

Primero lo primero. Si usted quiere emprender en el sector lechero debe tener en cuenta que la ganadería extensiva, método en el cual mucha de la actividad agropecuaria todavía opera, no solo significa la insostenibilidad a largo plazo de su negocio, sino una mala calidad del producto.

Digamos que tiene una tierrita de un par de hectáreas que heredó de su familia, o que simplemente compró por inversión. El pensamiento de antes consistía en mandar a talar todos los árboles, y meter en grandes extensiones de tierra el mayor número de vacas, lo que terminaba en alarmantes cifras de deforestación.

Y como los predios son tan enormes, la eficacia del proceso de recolección de leche era casi que nula. Sin contar que las vacas no cuentan con árboles en donde resguardarse del calor, de caminos por los cuales transitar para una mayor higiene y de posaderos de agua cercanos para aumentar el bienestar animal.

Ahora, las prácticas de ganadería sostenibles han hecho que esto cambie por completo. Así que al momento de comprar sus ganados, recuerde que lo importante no es la extensión del terreno, sino la efectividad y productividad con la que se utiliza.

Andrés Felipe Valencia, médico veterinario de la Universidad de la Amazonía nos explica porque el método de silvopastoreo entra a aumentar su rentabilidad. “Este sistema apoya la conservación ambiental y aumenta la producción. Es una sinergia entre suelo, árbol y animal que hace que los ganaderos sean más competitivos y al mismo tiempo se tenga en cuenta el bienestar de la vaca, porque está comprobado que una vaca que aguanta mucho calor, que debe caminar kilómetros para tomar agua, que no tiene sombra, y que se estresa genera cortisol, que inhibe la producción de leche”.

Por otro lado, este tipo de ganadería implica de una inversión inicial que será muy eficaz a largo plazo. Para eso, existen muchos créditos que entidades gubernamentales e incluso empresas multinacionales ofrecen a los ganaderos.

Carlos Lozano, gerente de abastecimiento del Plan de Fomento Lechero de Nestlé, afirma que gracias a la alianza que tuvieron con el Banco Interamericano de Desarrollo, en el que se invirtieron $1,5 millones de dólares para asistir técnica y financieramente a 100 empresarios, pudieron otorgar créditos que no superan el 0.85% de tasa de interés mensual para toda la reestructuración ganadera.

“Por ahora es en la región del Caquetá, pero es posible que lo empecemos a implementar en Valledupar. Pero el compromiso con el BID no es que sea solo para proveedores de Nestlé. Tenemos que hacer una reconversión ganadera a nivel nacional”.

El promedio de los créditos para hacer la inversión inicial de la infraestructura de la finca, es de alrededor de unos $30 millones. “Sostener una vaca cuesta $200.000 y devuelve la inversión en terneros y el doble en leche”, afirma Luis Rojas, un caqueteño dueño de la finca La Castillita en la vereda La Montañita.

Relata que desde que implementó este modelo hace 3 años pasó de producir 70 litros al día a 120 litros al día, y José María Morales, otro ganadero de la zona, pasó de producir 100 litros al día a 280 al día en el mismo tiempo.

“También se debe invertir en otros aspectos como cerca eléctrica, mejoramiento de praderas, sala de ordeño, establo, tanque elevado de acueducto y tanque de enfriamiento, por lo que hacer la reconversión cuesta entre $2.500.000 y $3.000.000 por hectárea”, dice Yadis Sepulveda, dueña de la empresa Hato Ganadero Daniela.

Son varios factores a tener en cuenta, pero si se implementan las correctas medidas de sostenibilidad, en un futuro su emprendimiento lechero podrá dar grandes frutos.

FP recomienda: El error que cometen los microempresarios con sus negocios

Las cuentas para invertir en el sector lechero

Finanzas Personales viajó a Caquetá, uno de los departamentos más afectados por la violencia en Colombia, y fue testigo de cómo la zona está viendo un resurgir económico gracias a emprendimientos lecheros. Vea por qué es una buena alternativa girar la mirada hacía este sector y cómo puede hacer para que su inversión sea mas productiva.

1. Los ganaderos Luis Rojas y su hijo Rusbel Rojas explican la importancia de que se parcele el terreno en la medida en que se distribuya de forma apropiada para cada grupo de bovinos, y también, que cada manga tenga su bebedero de agua para que los animales no sufran de estrés.

2. Si su lote tiene una gran cantidad de árboles, ¡no los tale!, estos ayudarán a aumentar la productividad de la finca. Los ganaderos señalan señala que son importantes ya que regulan el microclima de la finca, brindan sombra tanto a trabajadores como a vacas, y promueven la circulación de oxígeno.

3. Evitar las malezas ayuda a economizar en químicos agroindustriales que contaminan el alimento de los bovinos, al mismo tiempo evitan que cuando los animales pastoreen por el terreno, las ubres se infecten con microorganismos indeseados.

4. El ganadero Luis Rojas brinda consejos financieros al momento de adquirir el microcrédito de emprendimiento. Lo más importante es que al momento de acudir a la entidad financiera, tenga clara cuál es la tasa de interés, si es fija o variable, y el plazo.

5. Fabio Zambrano, jefe de fomento agropecuario de Nestlé, dice que una de las ventajas de los microcréditos es que al ser de bajo monto pueden pagarse en menor tiempo y ser solicitados cuantas veces sea necesario. Según el reporte del Banco de la República, en el último trimestre de 2018 se observó una disminución en los requerimientos para otorgar microcréditos a personas naturales y empresas.

6. Zambrano explica los plazos de microcréditos a los que un ganadero puede acceder para pagar sus cuotas, dependiendo del tipo de infraestructura en la que quiera invertir el dinero: mejoramiento de praderas, sala de ordeño, establos, tanque elevado de acueducto, tanque de enfriamiento, corredores y cercado son los principales.

7. El ganadero Freddy González afirma que los tanques de enfriamiento dan un valor agregado al producto final, ya que las empresas acopiadoras de leche pueden pagar un precio más competitivo al recibir el líquido frío y en condiciones óptimas de almacenamiento.

8. Carlos Lozano, gerente de abastecimiento del Plan de Fomento Lechero de Nestlé, menciona algunos aspectos que hacen del silvopastoreo la práctica que mayor productividad le puede dar a su finca lechera. Recalca por qué se debe tener en cuenta tanto el bienestar ambiental como el animal, que finalmente es el eje del negocio.

9. Los costos que implica implementar el silvopastoreo en su emprendimiento oscilan entre $2.500.000 y $3.500.000 por hectárea, pero depende de la infraestructura que tenga la finca. Es distinto empezar de cero que de cien.

10. La ganadería, un sector económico tan esencial para el desarrollo del país, puede ser una gran alternativa en la que además de crear empresa, y producir un bien de necesidad elemental como la leche, pueda brindar opciones de empleo a personas en zonas rurales. Quién sabe, ¿qué tal termine siendo uno de sus principales exportadores?

Sector lechero: una opción de inversión

Si le llama la atención incursionar en la ganadería, ya sea por cuestiones familiares o por que simplemente le parece un sector fascinante, esta es la forma en la que su inversión será mucho más productiva.

Aunque el mundo digital ha hecho posible que todos los emprendimientos de la economía naranja surjan y se conviertan en un sector muy atractivo, hay un sector de la economía que gracias a la geografía y características naturales de nuestro país nunca perderá vigencia: la agroindustria.

Entre 2010 y 2017 el crecimiento del valor del Producto Interno Bruto (PIB) agropecuario fue de 25%, al pasar de $47,1 billones a $58,9 billones, y de acuerdo con declaraciones del ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el sector generó en Colombia más de 80.000 nuevas plazas de trabajo en el primer semestre del año y ha crecido un 40% en lo corrido del 2018.

Le puede interesar: Cómo identificar una idea de negocio

Así que siempre será una opción para tener en cuenta. Según el Banco Mundial, el crecimiento económico originado en la agricultura es 2,7 veces más efectivo para reducir la pobreza, que el que se presenta en otros sectores. Esto se debe al efecto multiplicador que tienen las inversiones en la agricultura que impactan entre el 30% y el 80% el resto de la economía.

Y como esta parte de la economía es tan amplia y diversa, es posible que usted necesite escoger un elemento en especifico para empezar a ver una idea de emprendimiento. En este especial hablaremos del sector lechero, y de cómo a partir de unos bovinos puede producir la mayor cantidad de litros de este líquido preciado, sin dañar el bienestar animal y ambiental.

La leche en cifras

Colombia es un país lechero por naturaleza. Cosas el como el Bon Yurt, Alpin, La Lechera, y la bolsita de leche entera para el desayuno no pueden faltar en muchas de las neveras nacionales. La Asociación Nacional de Lecheros reveló que al año lo colombianos consumen 140 litros por persona. Y aunque está por debajo de otros países de la región como Uruguay (239 litros), Argentina (200) y Brasil (160), es una cifra considerable.

Por otro lado, el promedio mensual de acopio de leche en 2018 es de 291.590.128 litros, con un aumento del 3% en comparación a 2017.

El departamento del Quindío es el que recibe un mayor precio por litro de leche en el país, equivalente a $1.142, mientras que el departamento del Meta presenta el menor precio por litro de leche, igual a $872.

Los productos con mayor participación, a julio de 2018, fueron la leche UHT entera (46%), la leche en polvo entera (21%), leche pasteurizada entera (12%), queso doble crema (11%) y queso campesino (10%).

Así se demuestra que el sector lácteo colombiano es un gran aportante en la generación de valor agregado en la economía agropecuaria del país. Representa el 24,3% del PIB agropecuario, situándose como el segundo sector con la mayor participación en la generación de empleo agroindustrial.

Siga leyendo: ¿Necesita un plante para su negocio? A esto le prestan con microcrédito

¿Cómo incursionar?

Primero lo primero. Si usted quiere emprender en el sector lechero debe tener en cuenta que la ganadería extensiva, método en el cual mucha de la actividad agropecuaria todavía opera, no solo significa la insostenibilidad a largo plazo de su negocio, sino una mala calidad del producto.

Digamos que tiene una tierrita de un par de hectáreas que heredó de su familia, o que simplemente compró por inversión. El pensamiento de antes consistía en mandar a talar todos los árboles, y meter en grandes extensiones de tierra el mayor número de vacas, lo que terminaba en alarmantes cifras de deforestación.

Y como los predios son tan enormes, la eficacia del proceso de recolección de leche era casi que nula. Sin contar que las vacas no cuentan con árboles en donde resguardarse del calor, de caminos por los cuales transitar para una mayor higiene y de posaderos de agua cercanos para aumentar el bienestar animal.

Ahora, las prácticas de ganadería sostenibles han hecho que esto cambie por completo. Así que al momento de comprar sus ganados, recuerde que lo importante no es la extensión del terreno, sino la efectividad y productividad con la que se utiliza.

Andrés Felipe Valencia, médico veterinario de la Universidad de la Amazonía nos explica porque el método de silvopastoreo entra a aumentar su rentabilidad. “Este sistema apoya la conservación ambiental y aumenta la producción. Es una sinergia entre suelo, árbol y animal que hace que los ganaderos sean más competitivos y al mismo tiempo se tenga en cuenta el bienestar de la vaca, porque está comprobado que una vaca que aguanta mucho calor, que debe caminar kilómetros para tomar agua, que no tiene sombra, y que se estresa genera cortisol, que inhibe la producción de leche”.

Por otro lado, este tipo de ganadería implica de una inversión inicial que será muy eficaz a largo plazo. Para eso, existen muchos créditos que entidades gubernamentales e incluso empresas multinacionales ofrecen a los ganaderos.

Carlos Lozano, gerente de abastecimiento del Plan de Fomento Lechero de Nestlé, afirma que gracias a la alianza que tuvieron con el Banco Interamericano de Desarrollo, en el que se invirtieron $1,5 millones de dólares para asistir técnica y financieramente a 100 empresarios, pudieron otorgar créditos que no superan el 0.85% de tasa de interés mensual para toda la reestructuración ganadera.

“Por ahora es en la región del Caquetá, pero es posible que lo empecemos a implementar en Valledupar. Pero el compromiso con el BID no es que sea solo para proveedores de Nestlé. Tenemos que hacer una reconversión ganadera a nivel nacional”.

El promedio de los créditos para hacer la inversión inicial de la infraestructura de la finca, es de alrededor de unos $30 millones. “Sostener una vaca cuesta $200.000 y devuelve la inversión en terneros y el doble en leche”, afirma Luis Rojas, un caqueteño dueño de la finca La Castillita en la vereda La Montañita.

Relata que desde que implementó este modelo hace 3 años pasó de producir 70 litros al día a 120 litros al día, y José María Morales, otro ganadero de la zona, pasó de producir 100 litros al día a 280 al día en el mismo tiempo.

“También se debe invertir en otros aspectos como cerca eléctrica, mejoramiento de praderas, sala de ordeño, establo, tanque elevado de acueducto y tanque de enfriamiento, por lo que hacer la reconversión cuesta entre $2.500.000 y $3.000.000 por hectárea”, dice Yadis Sepulveda, dueña de la empresa Hato Ganadero Daniela.

Son varios factores a tener en cuenta, pero si se implementan las correctas medidas de sostenibilidad, en un futuro su emprendimiento lechero podrá dar grandes frutos.

FP recomienda: El error que cometen los microempresarios con sus negocios